Inaugural

¿Por qué estoy aquí?  Por dos motivos, felizmente complementarios.

El primero es profesional. Como politólogo,  percibo que existe una gran deficiencia en el entendimiento de la vida política interna de los Estados Unidos por parte del público argentino. Debido a múltiples prejuicios, obstáculos políticos, dificultades lingüísticas o la ausencia de interlocutores involucrados, buena parte del debate de naturaleza política sobre los Estados Unidos tiende a enfocarse únicamente en un puñado de aspectos relacionados a su política exterior, sobre todo aquellos de características bélicas. Esto dificulta gravemente el entendimiento de lo que ocurre ese país y da pie a análisis de corte simplista, despreocupados por la heterogénea y vibrante vida política doméstica que posee.

Por ello, planteo como mi misión la de elaborar producciones escritas con lenguaje claro y accesible, que contribuyan a saldar esta lamentable deuda de conocimiento y que sean aceptables tanto para mis colegas de las ciencias sociales como para todas aquellas personas que deseen abordar estos asuntos desde otros campos.

El segundo es de raíz netamente personal; tengo una larga y compleja relación con los Estados Unidos, su gente y su cultura. Mi padre dejó ese país en su juventud para regresar a su Argentina natal, pero no dejó atrás su fascinación por las diferentes manifestaciones del experimento americano ni quiso reemplazar sus costumbres por las locales. Al contrario, deseó y logró transmitirme ese mismo aprecio exitosamente. Como consecuencia, nací y crecí empapado de cultura estadounidense sin siquiera pasar algún período considerable de tiempo allí, hablando inglés en mi hogar y castellano por fuera de él, y alimentando mi apetito por la cultura, la historia y la sociedad de los Estados Unidos a través de todos los medios disponibles a mi alcance.

Es por este motivo, en conjunto con mi posterior interés por la política, que he decidido llevar este Observatorio adelante. Espero que mi peculiar posición como observador me provea de la paciencia y el conocimiento necesarios para actuar como puente entre los lectores de ambos países. También espero, fundamentalmente, ser digno de sus atenciones.

Les doy la bienvenida,

Joaquín Harguindey

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: