Carolina del Sur: Perspectivas

La cuarta contienda para el partido Demócrata se desarrollará mañana y podría ser el prólogo para un triunfo abrumador de Hillary Clinton el próximo martes, día en el que votaran once distritos de forma simultánea.

FlagSCar

El distrito

Carolina del Sur, tal como se mencionó anteriormente, es un Estado poblacionalmente grande en comparación a sus antecesores, aunque apenas mediano en términos nacionales.

Su población es 64% blanca, 28% afroamericana y 5% latina, pero el electorado Demócrata (de forma inversa a su homólogo Republicano) posee una relativa sobrerrepresentación de las minorías; al menos el 50% del electorado será afroamericano. De repetirse la tendencia de las últimas primarias competitivas allí, 2008 y 2004, la competencia también vería a las mujeres ser una porción del electorado mayor que los hombres por un margen de alrededor de veinte puntos.

Asimismo, de forma aún más marcada que entre los Republicanos, la pobreza será un factor en Carolina del Sur. Casi un tercio de los afroamericanos y latinos en el distrito son pobres, lo cual contrasta con apenas el 13,5% de los blancos. El fenómeno allí, aunque reforzado por la crisis económica posterior a 2008, posee raíces históricas profundas y probablemente contribuirá a enfocar las preocupaciones del electorado local sobre lo económico y doméstico.

En lo que refiere al tinte político de sus electores, el distrito se encuentra en el lado conservador del espectro político nacional inclusive entre los Demócratas. No obstante, los asuntos principales que le importan a su electorado, sobre todo a la mayoría afroamericana, son muy distintos de aquellos que influenciaron el voto de los Republicanos la semana pasada.

De acuerdo a los sondeos la brutalidad policial, el encarcelamiento masivo y el racismo institucional jugarán un rol importante aquí, otorgándole un claro perfil afroamericano a la contienda.

El método de votación y asignación de delegados

La elección en Carolina del Sur será a través de una primaria y los delegados serán asignados proporcionalmente a los candidatos que superen un umbral del 15% del voto.

Esto implica que la elección se desarrollará a lo largo del día y sólo demandará que los electores seleccionen un nombre en una boleta de papel. De acuerdo a la mayoría de los analistas este método favorecerá la participación, la cual ha sufrido en los distritos que organizaron su elección como un caucus.

En cuanto a la asignación de delegados, 53 de ellos estarán en juego y 6 serán no-electivos, los 53 delegados electivos subdividiéndose en dos categorías. La primera será la de aquellos otorgados según el resultado a nivel estatal y englobará a un total de 18. La segunda será la de aquellos otorgados según el distrito congresual y consistirá de los 35 restantes.

Para obtener delegados, todo candidato debe superar un umbral del 15%. Se espera que ambos lo hagan tanto a nivel estatal como en cada uno de los distritos.

La primaria Demócrata

29B6DCC900000578-3128601-image-a-2_1434566917859

De acuerdo a la totalidad de las encuestas, Hillary Clinton tendrá una victoria cómoda en Carolina del Sur. La ex-Secretaria de Estado probablemente obtendrá alrededor del 60% del voto y disfrutará de su primer triunfo abrumador desde el comienzo de las primarias.

Su popularidad entre los votantes afroamericanos será clave para ello. La vasta mayoría de los líderes afroamericanos la apoyan, así como múltiples figuras del histórico movimiento de derechos civiles para esta comunidad. Se espera que Clinton sea la opción del 75% de estos votantes e inclusive compita por el voto joven que ha tendido a favorecer a Sanders por márgenes grandes en las últimas contiendas.

Como consecuencia, es posible que Carolina del Sur sea el comienzo del fin para la primaria Demócrata. Si Clinton logra establecerse como la candidata de las minorías y competir por el voto blanco (principalmente a través de su división etaria), es muy probable que la ex-Secretaria de Estado logre conformar una coalición ganadora que vuelva un triunfo de Sanders matemáticamente imposible.

De desarrollarse así, el período competitivo de las primarias finalizaría a mediados de Marzo y el resto de las contiendas adquiriría un aire testimonial. Esto le permitiría a Clinton enfocarse en sus potenciales rivales Republicanos desde temprano, algo que fue esencial en el triunfo de Obama en 2012.

Para evitar ello, Sanders debería comenzar por demostrar competitividad este sábado. Aunque ganar en Carolina del Sur probablemente no es un escenario realista, un margen de victoria menor para Clinton o al menos la obtención de un nivel más grande de apoyo entre los afroamericanos podría servir para mantener la campaña en pie.

De lo contrario, es probable que las acusaciones de homogeneidad blanca entre los apoyos de Sanders dejen de ser apenas acusaciones y se transformen en evidencia. Ello no auguraría nada bueno para la siguiente semana, en la que buena parte del Sur de los Estados Unidos irá a las urnas y muchos de los votantes Demócratas serán afroamericanos o latinos.


 

Por Joaquín Harguindey

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: