Análisis y pronóstico: Senado y Representantes

Apenas ligeramente menor en importancia que la disputa por la Casa Blanca, la competencia por el control de la rama legislativa del gobierno estadounidense ha sin embargo recibido una porción mucho menor de la atención que aquella otorgada a su homóloga ejecutiva. Esto ocurre a pesar de que buena parte de la agenda de gobierno de ambos candidatos, particularmente sus porciones más publicitadas, dependen completamente de poseer por lo menos la mitad de los cien escaños en el Senado (así permitiéndole a su vicepresidente desempatar en las votaciones).

Un control más cómodo de la cámara alta, así como por supuesto la posesión de una mayoría en la Cámara de Representantes, facilitaría enormemente las tareas de gobierno de tanto una administración Clinton como una de Trump. Los datos provistos hasta ahora, no obstante, auguran escenarios completamente distintos para el futuro de la composición  partidaria de cada recinto.

Asimismo, debido a la vacante creada por la muerte del juez Antonin Scalia en febrero como a la potencial jubilación en el futuro cercano de múltiples de sus colegas en la Corte Suprema, es probable que la posesión del Senado tenga repercusiones directas a lo largo de las siguientes décadas debido a que de él depende la confirmación de los integrantes del órgano supremo del poder judicial. Esto vuelve a la competencia por la cámara de importancia extraordinaria aún en un ciclo marcado por eventos inusuales.

Como consecuencia, presentamos aquí una breve guía de los candidatos al Senado y un pronóstico de los resultados para ambas cámaras.

Senado

Alabama

Richard Shelby (GOP) – Ron Crumpton (Dem)

shelby-crumpton

Los candidatos al Senado en Alabama Shelby (izq.) y Crumpton (der.)

En este Estado sureño y conservador, el candidato Republicano Richard Shelby obtendrá su quinta reelección como Senador con comodidad. Su contrincante Demócrata, el activista a favor de la legalización de la marihuana Ron Crumpton, tendrá suerte si alcanza el 35% obtenido por su antecesor  William Barnes en 2010.

De hecho, de continuar el dominio del partido Demócrata local por un liderazgo afroamericano que se esfuerza por excluir y sabotear a sus miembros de otras razas es razonable predecir que Shelby ya corre con ventaja para su sexta reelección en 2022 si así lo desea.

Alaska

Lisa Murkowski (GOP) – Ray Metcalfe (Dem)

alaska1

De izquierda a derecha: Los candidatos al Senado en Alaska Joe Miller, Lisa Murkowski, Ray Metcalfe y Margaret Stock

A pesar de no estar limitada a apenas dos candidatos relevantes como en la mayor parte de las demás contiendas (hay un total de 4) y de enfrentar a un rival de su primaria, Murkowski debería obtener un nuevo mandato como Senadora del Estado más grande de los Estados Unidos con mucha facilidad. El distrito es más conservador que la media, Murkowski es considerablemente popular y el candidato Demócrata se encuentra en conflicto con su propio partido, parte del cual apoya a la candidata independiente Margaret Stock.

Sin embargo, debido a las dificultades de encuestar en un distrito geográficamente tan grande y con una población relativamente tan poco estática,  las chances de un error en el muy limitado número de sondeos podrían hacer de Alaska una sorpresa. El rango de probabilidades de ello es muy pequeño, de todas maneras.

Arizona

John McCain (GOP) – Ann Kirkpatrick (Dem)

arizona.png

Los candidatos al Senado en Arizona Kirkpatrick (izq.) y McCain (der.)

El panorama en Arizona inicialmente dio pie a pronósticos de una contienda competitiva entre McCain y Kirkpatrick, en buena medida debido a la calidad de la candidata Demócrata (Representante por el 1er Distrito de AZ) y las dificultades de McCain en conciliar los desafíos de su primaria partidaria con aquellos de la competencia en noviembre. Sin embargo, la sólida performance del candidato Republicano contra su rival interno en la primaria de agosto y la evidencia de una robusta consolidación del electorado partidario alrededor del Senador parecen haber disipado cualquier escenario que contemple deserciones conservadoras de magnitud significativa.

Esto deja a McCain como el claro favorito de cara al día de la elección, lo cual haría de esta su quinta reelección consecutiva como Senador por el Estado. Si Kirkpatrick posee una chance genuina, esta depende enteramente de una participación hispana simultáneamente muy elevada y casi enteramente a su favor, lo cual es improbable.

Arkansas

John Boozman (GOP) – Conner Eldrige (Dem)

arkansas.jpg

Los candidatos al Senado en Arkansas Eldridge (izq.) y Boozman (der.)

La derrota del Senador Mark Pryor en la competencia por el Senado en Arkansas en 2014 dejó los dos escaños del Estado en manos Republicanas y probablemente puso fuera de combate al único Demócrata con chances genuinas de triunfar en el distrito (además de poner fin a la estadía en el poder de la segunda dinastía estatal Demócrata más importante después de los Clinton). El poco deseable rol de contendiente este año recayó sin oposición en Conner Eldridge, ex-Fiscal Federal por el Distrito Occidental de Arkansas.

De no encontrarnos ante un fiasco histórico de la industria de las encuestas en el Estado, Boozman retendrá su empleo. El resultado también será testimonio de la ya indiscutible reorientación ideológica de Arkansas y del resto del sur como bastión Republicano, a pesar de haber sido justamente el lugar que impulsó la carrera de Bill y Hillary Clinton años atrás.

California

Kamala Harris (Dem) – Loretta Sánchez (Dem)

cali.jpg

Las candidatas al Senado en California Harris (izq.) y Sánchez (der.)

Debido a que el Estado posee un sistema de primarias de tipo jungla (jungle primary), todos los candidatos al Senado de todos los partidos se enfrentaron simultáneamente en la primaria de junio para establecer cuáles dos estarían en la boleta en noviembre. Debido a la fortaleza Demócrata en el distrito, el resultado determinó que los dos lugares quedarían para dos candidatas del partido, excluyendo al crecientemente testimonial partido Republicano de la contienda por completo.

No obstante, esta reedición de la primaria con opciones reducidas no promete tener sorpresas y muy probablemente verá a Harris triunfar cómodamente sobre Sánchez, a pesar de los intentos de esta última por cosechar apoyos entre los conservadores huérfanos de candidatos.

Carolina del Norte

Richard Burr (GOP) – Deborah Ross (Dem)

rossburr01.jpg

Los candidatos al Senado en Carolina del Norte Ross (izq.) y Burr (der.)

El panorama en Carolina del Norte, distrito en el que además de los sondeos abunda la información más completa sobre el voto temprano, no permite vislumbrar una situación demasiado favorable para ninguno de los dos candidatos.  Es posible que Clinton posea suficiente efecto de arrastre como para contribuir a un triunfo de Ross, pero la ventaja de la candidata presidencial Demócrata no es ni amplia ni segura y tranquilamente podría haber un triunfo Republicano en ambas competencias.

De todas maneras, sea debido a un exceso de cautela o a un respeto saludable por el poder otorgado por ya estar en el cargo, puede considerarse la reelección del Senador Burr como un escenario más probable que su remoción.

Carolina del Sur

Tim Scott (GOP) – Thomas Dixon (Dem)

descarga (1).jpg

Los candidatos al Senado en Carolina del Sur Dixon (izq.) y Scott (der.)

Aunque hubo cierto nivel de especulación con respecto al resultado presidencial de Carolina del Sur en los peores momentos de Trump, Scott siempre fue considerado el favorito en la competencia al Senado y mañana verá confirmada esa aseveración. Probablemente triunfe por un margen de 20 puntos.

Colorado

Darryl Glenn (GOP) – Michael Bennet (Dem)

bennett-glenn.jpg

Los candidatos al Senado en Colorado Bennet (izq.) y Glenn (der.)

De forma similar a episodios de 2010 y 2012, el partido Republicano se las ha arreglado para asegurar que un Senador Demócrata vulnerable vea su fortuna mejorar considerablemente al otorgarle un oponente radicalizado y extremo. Glenn, veterano de la Fuerza Aérea, Comisionado del Condado de El Paso y Trumpista ortodoxo es sin duda alguna el candidato incorrecto para Colorado y Bennet lo aprovechará lo suficiente para garantizar su triunfo.

 

Connecticut

Dan Carter (GOP) – Richard Blumenthal (Dem)

connn.png

Los candidatos al Senado en Connecticut Blumenthal (izq.) y Carter (der.)

Blumenthal es relativamente popular, Connecticut es un Estado liberal y los sondeos de la competencia han sido de los más estables en todo el país. Blumenthal triunfará con tranquilidad, así como el resto de los Demócratas que compiten a nivel federal en Connecticut.

 

Dakota del Norte

John Hoeven (GOP) – Eliot Glassheim (Dem)

nd.jpg

Los candidatos al Senado en Dakota del Norte Glassheim (izq.) y Hoeven (der.)

De no mediar un error de proporciones históricas en los sondeos, Hoeven debería vencer a su adversario Demócrata por 40 o 50 puntos de ventaja y obtener su primera reelección como Senador.

Dakota del Sur

John Thune (GOP) – Jay Williams (Dem)

Thune-Williams.jpg

Los candidatos al Senado en Dakota del Sur Thune (izq.) y Williams (der.)

De forma análoga a su vecina del norte, Dakota del Sur verá una paliza Republicana por alrededor de 30 puntos de ventaja a favor de la reelección de John Thune, el cual tal vez posea intenciones presidenciales (o más probablemente vicepresidenciales) en 2020.

Florida

Marco Rubio (GOP) – Patrick Murphy (Dem)

rubpurph

Los candidatos al Senado en Florida Rubio (izq.) y Murphy (der.)

A pesar de haber reiterado su desinterés en volver a competir por el Senado múltiples veces, Marco Rubio cambió de opinión luego del fracaso de su campaña presidencial y busca ahora su reelección como miembro de la cámara alta por Florida. Su rival en esta ocasión es Patrick Murphy, Representante por el decimoctavo distrito de Florida, empresario de la construcción y ex-Republicano.

De acuerdo a los sondeos, el alto grado de competitividad de la contienda presidencial en Florida no se ha traducido en una situación análoga en el ámbito de la competencia por el Senado y Rubio es el claro favorito para retener el trabajo que detesta. Peor aún para Murphy, parte de la ayuda financiera a disposición de la jerarquía nacional del partido fue dirigida hacia las competencias en Indiana y Missouri en vez de Florida, en una señal de falta de confianza en su triunfo. Sus chances ahora dependen de una performance inesperadamente buena de Clinton allí.

Georgia

Johnny Isakson (GOP) – Jim Barksdale (Dem)

georgia.jpg

Los candidatos al Senado en Georgia Isakson (izq.) y Barksdale (der.)

El panorama en Georgia augura un triunfo para Isakson, el cual obtendría su segunda reelección como Senador, aunque el elemento sorpresa tal vez sea un margen menor al esperado debido a la relativamente fluida competencia presidencial en el Estado. De mantener a Isakson debajo del 50%, el candidato conservador deberá molestarse con una segunda ronda de votación en enero antes de confirmar su regreso a la cámara alta.

Hawaii

John Carroll (GOP) – Brian Schatz (Dem)

hawaii.jpg

Los candidatos al Senado en Hawaii Schatz (izq.) y Carroll (der.)

El partido Republicano usualmente pierde las elecciones generales en Hawaii por alrededor de 40 puntos y este año no será la excepción. Carroll lo sabe perfectamente, habiendo perdido ya múltiples elecciones a distintos puestos por paliza, y ningún observador razonable duda de que Schatz retendrá el escaño por otros seis años.

Idaho

Mike Crapo (GOP) – Jerry Sturgill (Dem)

idaho.jpg

Los candidatos al Senado en Idaho Crapo (izq.) y Sturgill (centro).

En esta competencia por un escaño totalmente seguro para los Republicanos (en 2004 los Demócratas ni se molestaron en presentar un candidato), sería sorprendente que Crapo gane por menos de 30 o 40 puntos.

Illinois

Mark Kirk (GOP) – Tammy Duckworth (Dem)

kirk-duckworth-1200x600.jpg

Los candidatos al Senado en Illinois Kirk y Duckworth

La excelente elección de los Republicanos en Illinois en 2010 permitió que Kirk fuera electo como Senador de un Estado sólidamente Demócrata, pero este año no tendrá tanta suerte. Además de poseer una rival de excelencia en Duckworth (Representante, popular y veterana de guerra que perdió ambas piernas en Iraq), Kirk ha sido abandonado por la dirigencia partidaria nacional y la mayor parte de los mecenas conservadores.

Tal vez como reflejo de la frustración sentida por el Senador ante esta situación, Kirk ha cometido múltiples errores graves incluyendo una grosera crítica al patriotismo y familia de Duckworth, disminuyendo sus ya limitadas chances a esencialmente precisar de un milagro. Si los sondeos son al menos rudimentariamente correctos, este no se encuentra en camino.

Indiana

 

Todd Young (GOP) – Evan Bayh (Dem)

evan-bayh-todd-young_1468975613494_42736203_ver1.0_640_480.jpg

Los candidatos al Senado en Indiana Bayh (izq.) y Young (der.)

Sin duda una de las competencias más sorprendentes del ciclo, Indiana verá enfrentarse al heredero de la dinastía política Bayh (quien busca recuperar el empleo que tuvo hasta 2011) contra un Representante de considerable popularidad y veterano de la Infantería de Marina. Contrario al sentido común en este Estado relativamente conservador, Bayh fue considerado el favorito durante meses debido a su gran cofre de campaña y conocimiento por parte del electorado local. Sin embargo, la inclusión del Gobernador de Indiana Mike Pence como candidato a vicepresidente en la fórmula Republicana y algunas revelaciones indecorosas sobre el comportamiento de Bayh luego de abandonar el Senado han invertido la situación en las últimas semanas.

Como consecuencia, el liderazgo Demócrata ha enfocado buena parte de sus recursos financieros en asistir la campaña de Bayh e intentar compensar lo que aparenta ser una modesta ventaja de Young, el cual también ha sido auxiliado con fondos de su propio bando. Según los últimos sondeos, la ventaja sigue siendo del Republicano.

Iowa

Chuck Grassley (GOP) – Patty Judge (Dem)

Grassley-Judge.jpg

Los candidatos al Senado en Iowa Grassley (izq.) y Judge (der.)

La fortuna política de Chuck Grassley, quien ha sido Senador por Iowa desde 1981, pareció volverse incierta luego de que optara utilizar su poder como Presidente del Comité Judicial del Senado para bloquear la nominación de cualquier reemplazante del difunto Antonin Scalia en la Corte Suprema. Se estimó que el costo político de su obstaculización podría causarle problemas ante el electorado centrista y permitirle a Judge transformar la competencia en un referéndum sobre los aspectos más disfuncionales del Congreso.

Por fortuna para él, la vacante en la Corte Suprema desapareció como tópico de forma relativamente fugaz y la composición demográfica de Iowa vuelve difícil que su elección se vuelva un daño colateral de la competencia por la Casa Blanca. Probablemente ganará por un saludable margen de 15 o 20 puntos.

Kansas

Jerry Moran (GOP) – Patrick Wiesner (Dem)

kansas.jpg

Los candidatos al Senado en Kansas Moran (izq.) y Wiesner (der.)

 

Kansas no ha electo un Senador Demócrata desde 1932 y la racha no se romperá este ciclo. Moran probablemente se impondrá por 30 puntos.

 

Kentucky

Rand Paul (GOP) – Jim Gray (Dem)

image-2-640x400.jpeg

Los candidatos al Senado en Kentucky Gray (izq.) y Paul (der.)

Paul comenzó el 2015 con esperanzas de convertirse en el candidato presidencial de un partido Republicano orientado hacia el libertarianismo y con una mayor capacidad para disputar el voto joven y de las minorías raciales. De hecho, abocó buena parte de sus energías durante aquel año en modificar las reglas de competencia en Kentucky para permitirle disputar la Presidencia y el Senado en simultáneo.

El curso de los eventos dio pocas recompensas a su labor, de todas maneras. Paul se retiró de la competencia presidencial luego de una performance espantosa en los caucus de Iowa (la primera contienda del ciclo) y se enfocó de forma completa en su reelección al Senado. Por fortuna para él, su rival Gray no ha obtenido mucho auxilio financiero por parte de donantes externos al Estado y el foco nacional de los Demócratas en la reducción del uso del carbón como combustible probablemente le ha costado apoyos en un distrito en el que aquella industria es importante. La reelección de Paul es, consecuentemente, muy probable.

Louisiana

Louisiana no elegirá a un Senador el 8 de noviembre a menos que uno de sus contendientes en la primaria de tipo jungla (mencionada más arriba en el caso de California), supere el 50%. Ninguno de los candidatos se ha acercado a esa cifra en los sondeos, por lo que es totalmente seguro que habrá una segunda ronda de votación entre los dos primeros candidatos (probablemente el Republicano Kennedy y el Demócrata Campbell) el 10 de diciembre.

Como detalle, el nacionalista blanco y ex-miembro del Klu Klux Klan David Duke estará compitiendo como Republicano, luego de declararse emocionado por la performance de Donald Trump a nivel nacional.

Maryland

Kathy Szeliga (GOP) – Chris Van Hollen (Dem)

marlyand.jpg

Los candidatos al Senado en Maryland Van Hollen (izq.) y Szeliga (der.)

En este escaño seguro para los Demócratas, Van Hollen probablemente vencerá por alrededor de 30 o 35 puntos, tal como ha sido el margen a favor del partido en las elecciones locales al Senado desde 2010.

Missouri

Roy Blunt (GOP) – Jason Kander (Dem)

kander.jpg

Los candidatos al Senado en Missouri Blunt (izq.) y Kander (der.)

En una contienda muy competitiva y marcada por la creatividad del candidato Demócrata en uno de sus spots, este Estado relativamente conservador deberá elegir entre la reelección de un Senador no muy popular y un contendiente joven, veterano de Afganistán y orientado hacia el centro político. El delicado balance de las variables también la hecho una situación interesante para el financiamiento externo al Estado, el cual ha arribado para ambos candidatos en cantidades considerables.

Como consecuencia de ello el panorama aún no ofrece un favorito demasiado claro, aunque es posible ver a Blunt como el mejor posicionado debido a lo que aparenta ser una buena performance de Trump en Missouri. La posibilidad de una victoria de Kander no es nada descabellada, de todas maneras.

Nevada

Joe Heck (GOP) – Catherine Cortez-Masto (Dem)

CatherineAndJoe.jpg

Los candidatos al Senado en Nevada Heck (izq.) y Cortez-Masto (der.)

El líder Demócrata en el Senado Harry Reid, quien representa a Nevada en la cámara alta, no buscará la reelección este año. Esto ha desatado una competencia costosa y altamente negativa entre ambos partidos, encabezados por la ex-Fiscal General Cortez-Masto y el Representante y General de Brigada Heck.

A pesar del elevado grado de interés de ambas estructuras partidarias y sus mecenas,  los datos que provienen del voto temprano de Nevada parecen haber condenado a Heck a la derrota aún antes del día de la elección, estimando un déficit de votos de casi un 5% que se ve muy difícil de superar. No obstante, aún si Cortez-Masto es la favorita para convertirse en la primera Senadora hispana en la historia de los Estados Unidos, el modesto triunfo del Republicano Dean Heller en 2012 provee al menos un poco de evidencia para ser cautelosos al respecto de la magnitud de su ventaja.

New Hampshire

Kelly Ayotte (GOP) – Maggie Hassan (Dem)

nh.jpg

Las candidatas al Senado en New Hampshire Hassan (izq.) y Ayotte (der.)

En otra de las contiendas fundamentales de este ciclo, New Hampshire deberá decidir si reelige a una Senadora Republicana relativamente centrista o la reemplaza por su actual Gobernadora Demócrata. Los sondeos no han mostrado un margen claro a favor de ninguna de las candidatas, ni se puede estimar con mucha certeza cuál será el efecto de la campaña presidencial sobre las chances de Ayotte (Clinton es la favorita para triunfar en el Estado), la cual ha tenido que ir modificando su nivel de distancia al candidato presidencial Republicano a lo largo de la campaña.

El escenario más probable según la mayoría de los analistas es que Ayotte tendrá una performance superior a la de Trump en el Estado, pero que su margen no será suficiente para sobreponerse a Hassan. De ser así, la región de Nueva Inglaterra continuará su tendencia hostil al partido Republicano, reduciendo el número de Senadores del partido al mínimo histórico desde su fundación: Apenas una, Susan Collins de la vecina Maine.

Nueva York

Wendy Long (GOP) – Chuck Schumer (Dem)

image.jpg

Los candidatos al Senado en Nueva York Schumer (izq.) y Long (der.)

Schumer no ha perdido una elección en toda su vida y tampoco lo hará este año. Probablemente celebrará su tercera reelección por alrededor de 40 puntos de ventaja, aunque deberá esperar al resto de los resultados antes de saber si encabezará una minoría o una mayoría Demócrata en el Senado cuando reemplace a Harry Reid como líder partidario en la cámara alta.

 

Ohio

Rob Portman (GOP) – Ted Strickland (Dem)

portmanstrickland.jpg

Los candidatos al Senado en Ohio Portman (izq.) y Strickland (der.)

El partido Demócrata de Ohio inicialmente creyó haber encontrado el mejor candidato disponible para conquistar este escaño Republicano en Ted Strickland, ex-Gobernador del Estado. Strickland rápidamente corrigió esta impresión al llevar adelante una campaña anémica, recaudando mucho menos dinero que su rival, cediéndole los espacios publicitarios durante períodos clave y peleándose con influyentes sindicatos (algunos de los cuales apoyaron a Portman).

Consecuentemente, el Senador Republicano es el claro favorito para obtener un nuevo mandato y probablemente triunfará por un margen de dos dígitos aún si Clinton prospera en la contienda presidencial.

Oklahoma

James Lankford (GOP) – Mike Workman (Dem)

okie.jpg

Los candidatos al Senado en Oklahoma Lankford (izq.) y Workman (der.)

La competencia en Oklahoma ha sido una de las menos encuestadas de todo el país, pero ello es irrelevante en toda probabilidad. Lankford triunfará de forma cómoda en este Estado muy conservador y continuará siendo una de las voces más extremas de la cámara alta.

Oregon

Mark Callahan (GOP) – Ron Wyden (Dem)

ore.jpg

Los candidatos al Senado en Oregon Wyden (izq.) y Callahan (der.)

Wyden ha sido Senador por el Estado desde 1996 y, si los sondeos son al menos marginalmente fiables, lo seguirá siendo luego de triunfar por un margen amplio en la contienda contra su rival amateur Callahan.

Pennsylvania

Pat Toomey (GOP) – Katie McGinty (Dem)

pa.jpg

Los candidatos al Senado en Pennsylvania McGinty (izq.) y Toomey (der.)

Probablemente la contienda más importante del ciclo y sin duda la más cara, la competencia en Pennsylvania ve a un Senador relativamente moderado compitiendo por su supervivencia política contra una asesora especialista en cuestiones medioambientales ante un electorado favorable a los Demócratas. Los sondeos y la fortaleza de la estructura política Demócrata en Filadelfia y Pittsburgh probablemente indican que McGinty corre con algo de ventaja, aunque no mucha. El Senador Republicano, por su parte, ha sabido distanciarse lo suficiente de Trump como para no pagar demasiados costos por compartir partido político.

De triunfar, Toomey probablemente sea una señal temprana de que los Republicanos retendrán el control de la cámara alta y que el hábito de votar por partidos distintos en diferentes categorías aún no ha muerto del todo. Un triunfo de McGinty, de forma inversa, no sería un buen augurio para los conservadores en las competencias de Indiana, Missouri, Wisconsin y Nevada.

Utah

Mike Lee (GOP) – Misty Snow (Dem)

57feffc7008cb.image.jpg

Los candidatos al Senado en Utah Lee (izq.) y Snow (der.)

En otro distrito, Misty Snow tal vez tendría la oportunidad histórica de convertirse en la primera mujer transgénero en llegar al Congreso en la historia de los Estados Unidos. Desafortunadamente para ella, el distrito en el que compite es Utah. Los candidatos Republicanos tienden a vencer allí por márgenes enormes aún ante adversarios mejor ligados a los valores conservadores de la mayoría mormona del Estado (alrededor del 60% de la población) y Lee probablemente continuará esa tendencia con una victoria por alrededor de 30 puntos de ventaja.

Vermont

Scott Milne (GOP) – Patrick Leahy (Dem)

milne-leahy-vpr-ap-evancie-j-scott-applewhite-20170720

Los candidatos al Senado en Vermont Milne (izq.) y Leahy (der.)

Leahy ha sido Senador por Vermont desde la Presidencia de Gerald Ford (1975) y continuará siéndolo luego del 8 de noviembre por un margen abultado, posiblemente de hasta 50 puntos de ventaja.

Washington

Chris Vance (GOP) – Patty Murray (Dem)

4bb3afcc-829c-11e6-9aef-829b9e536c4c-1020x678.jpg

Los candidatos al Senado en Washington Murray (izq.) y Murray (der.)

El panorama en el Estado de Washington se ve completamente bajo el control de Murray y la Senadora debería obtener su cuarta reelección con un margen cómodo de alrededor de 20 puntos.

Wisconsin

Ron Johnson (GOP) – Russ Feingold (Dem)

0b8ad2321.jpg

Los candidatos al Senado en Wisconsin Feingold (izq.) y Johnson (der.)

En Wisconsin, el candidato Demócrata Feingold busca un triunfo que le permitiría recuperar el escaño que perdió ante Johnson en las legislativas de 2010. El Senador Republicano enfrenta un electorado más favorable a su rival que en aquella ocasión, así como un posible efecto de lastre por parte de su candidato presidencial. Ello hace que la competencia probablemente sea la segunda mejor chance de los Demócratas en aumentar su bloque en el Senado después de Illinois.

Resumen

En base al análisis del panorama en las competencias por el Senado, la predicción sobre los resultados de la jornada es la siguiente:

map

Mapa de los probables resultados en la competencia por el control del Senado

Este resultado arrojaría una ganancia de cuatro escaños para el partido Demócrata, con triunfos en New Hampshire, Pennsylvania, Wisconsin e Illinois. La composición de la cámara alta quedaría dividida en mitades iguales de Demócratas (e independientes que se agrupan con ellos) y Republicanos, depositando el control del Senado en manos del partido que controle la vicepresidencia.

Cámara de Representantes

El panorama en la Cámara de Representantes probablemente verá una disminución del actual número de 247 escaños Republicanos en beneficio del partido Demócrata, aunque no lo suficiente como para que los últimos obtengan el control de la cámara. Aunque no abundan los sondeos públicos confiables sobre la mayor parte de las 435 competencias, es razonable estimar que debido a la conformación favorable al partido Republicano del electorado en 2014, un rango de entre 10 y 20 escaños en manos del GOP desde las anteriores legislativas probablemente cambiarán de signo político.

house.png

Mapa de los probables resultados en la competencia por el control de la Cámara de Representantes

 

Esta fortaleza del partido Republicano, fruto de la relativa sobrerrepresentación de los distritos rurales, el diseño de distritos a su favor y las ventajas del oficialismo, probablemente condenará a los Demócratas a esperar a la siguiente ronda de diseño de distritos posterior al censo de 2020 para poseer una chance genuina de controlar la cámara baja. Por ahora (así como en 2020) es probable que se repita el escenario de 2012, en el que el conjunto de los candidatos Demócratas obtuvieron 1,4 millones de votos más que el conjunto de los candidatos Republicanos, pero estos últimos aún retuvieron una ventaja de 33 escaños.


Por Joaquín Harguindey

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: