Entrevista a Thomas Mesa

Hace unas semanas, el Observatorio Político John F. Kennedy tuvo el privilegio de entrevistar a Thomas Mesa, oficial de la Sección Cultural y de Asuntos Públicos de la Embajada de Estados Unidos en Argentina. Mesa accedió cordialmente a responder algunas preguntas sobre el pasado político inmediato de los Estados Unidos, así como su visión sobre lo podría acontecer en el futuro.

A continuación una transcripción de la entrevista.

IMG_0569

Observatorio JFK: La mayor parte de los observadores profesionales de la elección del año pasado fueron bastante sorprendidos por los resultados de noviembre. ¿Usted lo percibió de la misma forma? ¿Fue sorprendido por por lo que ocurrió?

Thomas Mesa: Yo creo que la gran mayoría de los estadounidenses estaban sorprendidos por la elección, pero también hay que reconocer que el sistema de nosotros es un poco distinto, en el sentido en que el Presidente es elegido por el famoso electoral college, el colegio electoral. Cada Estado tiene, de acuerdo a la población, un número de Representantes y dos Senadores y de eso depende el peso electoral que tengan.

Entonces el Presidente es electo por el colegio electoral, no por el voto popular, y ocurrió una situación en la que algunos Estados bastante claves en los Estados Unidos, Trump pudo ganar en ellos por márgenes bastante pequeños. Recuerden también que no sólo había dos candidatos principales, había dos candidatos más. La señora que era candidata por el Green Party y el candidato que estaba por el partido… no sé como decirlo en español, Libertarian.

Observatorio JFK: Libertario. Gary Johnson.

Thomas Mesa: Sí. Y si uno ve en esos Estados clave, ellos obtuvieron un voto importante considerando el margen de victoria del actual Presidente Trump en estas elecciones. Entonces estamos ante un fenómeno en el que la elección se decidió bastante cerca en estos Estados clave y la persona que ganó en ellos lo hizo por un margen pequeño debido a que estos dos candidatos fueron un factor importante. Sobre todo al saber que en Estados Unidos el candidato que gana más votos se lleva todos los votos electorales.

Por ejemplo, en la Florida que tiene veintinueve votos electorales si tú ganas la elección (como pasó con George W. Bush en 2000) por 523 votos o lo que sea, te ganas los veintinueve sin división proporcional. Trump ganó la Presidencia por ello.

Pero fue interesante la campaña en el sentido que si uno ve las encuestas, habían dos candidatos que tenían una imagen negativa bastante alta. En Estados Unidos que las bases que apoyan al partido salgan a votar es importante, pero también es importante el votante independiente, el que no está registrado ni en el partido Republicano ni en el partido Demócrata. Esas son las personas que uno tiene que ganar, tiene que ganar esos votos para ser electo Presidente. Y ante ello parece que Donald Trump tuvo más éxito con esos votantes que Hillary Clinton.

De todas maneras, estos son fenómenos que varían de Estado a Estado. Se puede tener un panorama nacional, pero después uno debe meterse dentro del Estado y ver las ciudades y los condados de concentración de votantes más importantes, que muchas veces deciden las elecciones. Hay un montón de Estados que uno puede decir que siempre van a votar Republicano, lo han hecho en las últimas cuatro o cinco elecciones, hay otro grupo que siempre va a votar por el candidato Demócrata no importa quién sea, y después están esos Estados en el medio que deciden las elecciones. Es un fenómeno de la política electoral en los Estados Unidos.

Observatorio JFK: A propósito de lo que mencionaba antes sobre el efecto spoiler de los terceros partidos y su relación con el colegio electoral, el Estado de Maine va a empezar a utilizar un sistema de ranked choice voting: Esencialmente uno vota por los candidatos en orden de preferencia y si su preferido no recibe la mayoría, su voto es transferido a la siguiente opción y así sucesivamente. Esa es una de las reformas planteadas con respecto al sistema electoral, otra siendo lo que se conoce como el Popular Vote Compact, un acuerdo de Estados para ceder voluntariamente sus votos electorales, más allá del resultado estatal, al ganador del voto popular a nivel nacional.

¿Cuáles cree que son las probabilidades de que prospere una reforma sea tanto por ranked choice voting, el Popular Vote Compact o cualquier otra vía?

Thomas Mesa: Personalmente lo encuentro un poco difícil que se forje un movimiento nacional amplio sobre estos temas. Cada elección que está bien reñida, especialmente cuando hay una discrepancia entre el voto electoral y el voto popular, surgen más discusiones sobre estos temas de reforma, de cambios, etc. Si bien es posible que a través de los años gane un poco más de popularidad, siempre es difícil arrancar y hacerlo bastante amplio por más que sea una discusión que siempre se lleve adelante, y si llega una elección en la que no hay diferencia entre el voto popular y el voto electoral la discusión baja el tono. El tono siempre sube cuando existe esa diferencia.

Lo interesante de Estados Unidos es que en realidad lo que tenemos son cincuenta elecciones distintas para Presidente y como sistema político es descentralizado. Cada Estado tiene el poder de establecer las reglas de cómo se van a distribuir sus votos del colegio electoral, Maine y Nebraska por ejemplo tienen votos electorales por distrito congresual.

Habrá que ver qué impulsos tienen reformas en otros Estados, pero como el sistema es descentralizado y todo se maneja a nivel estatal, básicamente son cincuenta elecciones, cincuenta debates y cincuenta maneras de reforma. Hay que ver si estas reformas van a tomar vida o no. Pero el peso histórico y el peso constitucional siguen en favor del colegio electoral tal como lo conocemos.

Observatorio JFK: Las elecciones de 2010, ocurridas inmediatamente después del censo de la década, vieron surgir a una mayoría Republicana en muchos Estados que muchos observadores dicen  pudo hacer gerrymandering favorable a su partido en muchos distritos congresuales. ¿Cuál sería la solución para luego del censo de 2020 para impedir que se produzca el mismo resultado, si es que cree que se produjo?

Thomas Mesa: Bueno, no estoy seguro de que todos los cambios que se hicieron a nivel estatal son gerrymandering. Como saben, son 435 miembros de la Cámara de Representantes y no se puede decir que todos los 435 están ahí por gerrymandering. El sistema en Estados Unidos funciona de tal manera que después del censo, usando los datos del censo, se hace la redistribución de los distritos y eso impacta en el voto en el colegio electoral. Cambia el peso electoral de cada Estado. Si un Estado pierde población entonces es posible que tenga que hacerse una redistribución de los distritos y lo opuesto, si un Estado gana población, entonces a veces tiene que aumentar el número de distritos que le corresponden.

Años atrás hubo un fallo de la Corte Suprema que hizo establecer que cada distrito debe tener un margen de población no menor ni mayor que ciertos límites, no tengo los números precisos en mente, pero en base a esa fórmula hay recálculo y ahí entra el proceso de la reestructuración de los distritos de la cámara baja del Congreso. Ella se hace a nivel de las legislaturas estatales, no del congreso nacional, por lo que cada Estado establece la legislación que determina los distritos. Cada Estado tiene una manera de hacerlo diferente, la mayoría lo hace al estilo antiguo; los políticos se sientan, negocian, abren el mapa, hacen líneas, votan y se acabó.

Algunos otros, creo que son pocos, lo pasan a una comisión que lo estudia. Otros hacen una mezcla. Como siempre pasa en los sistemas políticos, la gente a la que no le gusta la distribución tiene el derecho de llevarlo a la Corte y decir que la distribución de los distritos es inconstitucional o es mala por tal o cual razón. Muchas veces la Corte entra en el juego y dice que sí, que la distribución es discriminatoria o injusta, entonces llama a que de nuevo armen el mapa distrito, el mapa electoral de cada Estado.

Observatorio JFK: Es una forma claramente federal, dividir en cada Estado ¿No es así? En nuestro caso no es tan así, sino que según la cantidad de habitantes de cada Provincia se elige una cantidad de congresistas y los partidos políticos presentan ese número en cada una, pero que no responden a ningún distrito particular. No conocemos tanto a nuestros representantes.

Thomas Mesa: Bueno, en el sistema político de los Estados Unidos el miembro de la Cámara de Representantes siempre fue electo por voto popular, pero al principio, cuando se estableció la Constitución, la elección de Senadores era a través de las legislaturas estatales. Luego, con la reforma que se hizo a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, se estableció el voto directo también para Senadores.

Pero para terminar el tema, por ello es importante para un partido tener mayoría en las legislaturas estatales, porque ellas son las que determinan la configuración de los distritos. Aconteció que los Republicanos tengan ahora mayorías en muchas de las legislaturas estatales, por lo que ahora tienen el papel principal y son los protagonistas en la reconfiguración de los distritos.

Yo recuerdo que cuando era niño en la Florida, el Estado tenía… no sé si eran ocho o diez votos electorales. Eso quiere decir que estaba dividido en seis u ocho distritos congresuales. Ahora tiene veintinueve, para que vean el cambio. Muchos distritos se han puesto más chicos, dependiendo de la concentración de la población en el Estado. Y claro, Estados como Wyoming que tienen casi a nadie, tienen el único Representante, para toda su población que es algo así como 400,000.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: